Banner lectura

¿Cómo escribir un informe técnico en ingeniería?

¿Cómo escribir un informe técnico en ingeniería?

Recurso elaborado por Laura Camila Rivera Ramos, en colaboración con la Unidad de Apoyo a la Docencia en Ingeniería (de la Universidad de los Andes)

Un informe técnico es un documento creado para comunicar el planteamiento, el desarrollo y los resultados de una investigación, una práctica de laboratorio o un estudio en ingeniería (Prance, 2010; Technical Writing, 2021). La elaboración de informes técnicos permite fortalecer habilidades de investigación y comunicación científica. Por una parte, la construcción de un informe ayuda a sistematizar y vincular de maneras coherentes todos los elementos (teóricos, metodológicos, analíticos, etc.) que componen una investigación. Por otra parte, al escribir un informe se deben presentar las ideas de la forma más clara y estructurada posible, con el fin de que sean comprensibles para los lectores del trabajo. En este sentido, la correcta redacción de un informe contribuye a mejorar la calidad de una investigación y a lograr que esta pueda comunicarse efectivamente a los miembros de una comunidad académica o científica. Por estos motivos, adquirir y fortalecer las habilidades de construcción de informes es esencial para cualquier estudiante o profesional en ingeniería. De acuerdo con esto, el presente recurso ofrece herramientas para la escritura de los principales elementos que componen un informe técnico: introducción, marco teórico, metodología, análisis de resultados, discusión, conclusiones y anexos.

Tabla de contenido

  1. Introducción
  2. Marco teórico
  3. Metodología
  4. Análisis de resultados
  5. Discusión
  6. Conclusiones
  7. Referencias 
  8. Anexos

1. Introducción

La introducción se encarga de presentar el contexto general sobre el tema, el problema, la pregunta, los objetivos y la estructura básica del informe.

¿Qué se necesita para escribir la introducción?

Realice una investigación profunda sobre el tema de trabajo, identificando las referencias bibliográficas que sean relevantes para su desarrollo.

 ¿Cómo se escribe la introducción?

Para comenzar, considere las siguientes secciones generales que componen una introducción. Con respecto a cada sección, se enuncian algunas preguntas orientadoras que usted puede responder a modo de lista de ideas. Recuerde identificar de manera clara la fuente bibliográfica asociada a cada idea. Es importante mencionar que esta estructura propuesta puede variar dependiendo de los requerimientos específicos de cada docente. Por esto, asegúrese de verificar y acatar las instrucciones específicas que haya recibido para elaborar su informe.

  • Contexto general y tema de estudio. Se debe iniciar la introducción con un contexto que ubique al lector en la situación específica que origina la necesidad de hacer el informe. Además, este contexto le debe permitir a la audiencia identificar el tema del informe, es decir, el asunto general que se aborda en él. Por lo tanto, esta sección responde a las preguntas: ¿de qué se trata el trabajo que está realizando?, ¿qué información general necesita conocer el lector antes de profundizar en el informe?, ¿qué términos clave se deberían definir para comprender el contenido del trabajo? 
  • Problema o pregunta de estudio y motivación. Todo ejercicio de investigación está orientado a la resolución de problemas o preguntas que sean relevantes para cada área específica de estudio. Por lo tanto, es fundamental identificar cuál es la problemática o la cuestión que se resuelve en el trabajo. Además, se debe explicar cuál es la justificación o motivación del trabajo, es decir, cuáles son las razones por las que la investigación amerita ser realizada.
  • Objetivo(s) del informe. En la introducción del informe también se debe declarar a qué se espera llegar con el trabajo realizado. En otras palabras, aquí se responde directamente a la pregunta: ¿cuáles son los objetivos del trabajo? Recuerde que los objetivos se expresan a partir de verbos en infinitivo, es decir, verbos sin conjugar que terminen en -ar, -er, -ir. Por ejemplo: “el objetivo de este trabajo es analizar la influencia de la temperatura y tamaño de partícula en la pirólisis de plásticos”. Puede encontrar más información sobre la formulación de objetivos en el recurso ¿Cómo plantear objetivos?
  • Esbozo del informe. Como siempre, la introducción es la promesa que se le hace al lector sobre el contenido de un escrito. Esto no cambia para los informes en ingeniería, así que es pertinente realizar aquí un breve resumen sobre lo que el lector va a encontrar en el reporte.

Una vez ya tenga sus ideas organizadas puede convertirlas en párrafos. Aquí, considere redactar un párrafo para el contexto general, la pregunta y la motivación, y otro para el objetivo y esbozo del informe. Esta longitud mínima de dos párrafos solamente es una recomendación, pues usted como escritor puede extenderse todo lo que considere necesario (dentro de los límites de las instrucciones que recibió). Adicionalmente, verifique que la información presentada es suficiente para entender el tema, contexto y estructura del trabajo. Más aún, tenga en cuenta que la estructura planteada anteriormente permite presentar la información partiendo de lo más general (el contexto y el tema) a lo más específico (la pregunta, el objetivo y la estructura del informe). Por último, recuerde usar conectores discursivos para enlazar sus oraciones y párrafos dentro de la introducción. Asimismo, verifique el uso adecuado de gramática, ortografía y signos de puntuación.

2. Marco teórico

El marco teórico expone todos los antecedentes, investigaciones previas y cualquier referencia bibliográfica que permita sustentar la formulación, la pregunta, la metodología, el análisis, la discusión y las conclusiones del proyecto. Por lo tanto, esta sección debe presentar de manera clara, precisa y ordenada toda la teoría que ayude al lector a entender el tema y las particularidades del informe.

¿Qué se necesita para escribir el marco teórico?

  • La investigación requiere una profunda búsqueda de información relacionada con el tema de estudio. A lo largo de la elaboración del informe, esta búsqueda de fuentes permitirá definir o profundizar sobre la metodología del estudio, explicar hallazgos u observaciones del trabajo y evidenciar avances/retrocesos en la resolución del problema que motiva el estudio. Por lo tanto, identifique qué investigaciones o estudios previos hay sobre el problema o tema de trabajo. Asimismo, tenga en cuenta que en un marco teórico a menudo no se hace uso de todo el contenido de una fuente, sino solo de algunas de sus secciones. Por ejemplo, podría ocurrir que de una fuente bibliográfica específica usted solo necesite usar la sección de la metodología, dado que su procedimiento experimental está basado en dicho elemento. Esto implica que, como parte de su proceso de investigación, no solo es fundamental recopilar referencias bibliográficas, sino también identificar la(s) sección(es) que directamente está(n) relacionada(s) con su trabajo.
  • Realice un filtro de sus referencias bibliográficas, manteniendo aquellas que tienen 10 años o menos de publicación.
  • Preferiblemente, incluya solo referencias de libros académicos o artículos de revistas científicas. Estas últimas deben pertenecer a las categorías superiores (Q1 o Q2) en el análisis de dominios científicos (Journal Ranking) y deben contar con mecanismos de revisión por pares.
  • Sistematice, ordene y categorice sus fuentes bibliográficas. Su marco teórico no debe ser un compendio desorganizado de referencias a otros autores, sino que debe tener un orden claro. Existen múltiples maneras de agrupar o categorizar fuentes. Considere, por ejemplo, la posibilidad de presentarlas en el orden cronológico en el que fueron publicadas o según el enfoque o tradición teórica a los que pertenezcan. Usted también puede presentar las fuentes dependiendo del elemento de su informe con el cual se relacionan. Por ejemplo, un cierto conjunto de fuentes puede servir para definir el tema o la pregunta del informe, mientras que otro grupo de referencias puede ser particularmente útil para analizar los aspectos metodológicos de su investigación.

 ¿Cómo se escribe el marco teórico?

  • Comience con la presentación del propósito y la estructura con la que presentará esta sección en su escrito.
  • Retome e implemente la forma en la cual, previamente, decidió agrupar o categorizar las fuentes que componen su marco teórico. Luego de plantear esta estructura, presente de manera sintética las fuentes bibliográficas relevantes para su trabajo. Para esto, puede responder a las siguientes preguntas: ¿qué objetivo tenía la investigación del autor?, ¿cómo la hizo?, ¿qué obtuvo?, ¿qué resultados, hallazgos o análisis son útiles para su investigación?
  • En el caso de las teorías, asegúrese de mencionar aquellas que sean directamente relevantes para el problema de investigación. Para presentarlas, se recomienda realizar una síntesis que responda a las siguientes preguntas: ¿qué afirma la teoría?, ¿para qué se ha usado?, ¿quién la ha utilizado?, ¿cómo se relaciona esta teoría con el problema de investigación del trabajo?
  • Si usted considera necesario definir o explicar términos especializados, tales como principios, leyes o fenómenos, acuda a fuentes y textos propios de su disciplina. Además, relaciónelos directamente con el problema de su investigación.
  • Finalice con una síntesis que recapitule los conceptos o referencias principales presentadas en el marco teórico.
  • Recuerde el uso de conectores lógicos para enlazar sus oraciones y párrafos dentro del marco teórico. Asimismo, verifique el uso adecuado de gramática, ortografía y signos de puntuación.

3. Metodología

La metodología se encarga de presentar una descripción detallada y concisa de todo lo que usted realizó en el trabajo que se consigna en el informe. Aquí se incluyen, entonces, las descripciones y justificaciones de la elección de los materiales, procedimientos y métodos de recolección y análisis de datos. Esto asegura que los lectores comprendan detalladamente cuál fue el paso a paso en la elaboración del trabajo y que otras personas puedan replicar su investigación.

¿Qué se necesita para escribir la metodología?

  • Identifique cuáles fueron los procesos experimentales, analíticos o estadísticos que realizó en su trabajo. Anótelos junto con sus especificaciones, es decir, masa, volumen y concentraciones de reactivos; marca y modelo de los equipos usados; variables de proceso; planteamientos matemáticos; programas de simulación o análisis de datos, etc.

 ¿Cómo se escribe la metodología?

  • Exponga el paso a paso de cada uno de los procesos identificados previamente. Esto se debe escribir en pasado, en orden cronológico y considerando todas las especificaciones sobre los materiales, equipos y procedimientos técnicos, experimentales, analíticos o estadísticos. Para facilitar la escritura de estos procesos, usted puede planear esta sección mediante un diagrama de flujo. No obstante, tenga en cuenta que esta técnica ayuda meramente a organizar la información, pero no sustituye la tarea de redactar la metodología a modo de texto.
  • Determine cuáles son los pasos que pueden ser agrupados en una única sección. Por ejemplo, si su trabajo consiste en la formulación de una crema corporal hidratante, entonces las secciones que puede tener su metodología son: preparación de la crema, en la que se incluyen los pasos referentes al procedimiento experimental para fabricar el producto; caracterización reológica, que corresponde a los pasos que describen cómo se determinaron las propiedades viscoelásticas de las cremas, y finalmente el análisis estadístico, con la presentación de los factores y niveles considerados en su experimento junto con el software usado para analizar el diseño planteado.
  • Incluya argumentos debidamente sustentados por referencias bibliográficas que permitan justificar la selección de materiales, métodos y mecanismos de recolección y análisis de datos. Esto es importante porque da cuenta de la calidad de su proceso investigativo y demuestra que los materiales y procedimientos usados en su trabajo no fueron decisiones al azar, sino que tienen un sustento bibliográfico basado en el trabajo de otros investigadores.
  • Ahora, convierta cada agrupación de pasos en párrafos. Es decir, use conectores lógicos, reorganice oraciones y use sinónimos o pronombres demostrativos (para evitar redundancias) para que cada lista de pasos pase a ser una unidad visual de sentido.

Recomendaciones finales para escribir la metodología

  • Recuerde presentar las unidades de sus variables o parámetros en Sistema Internacional (SI) o en el formato específico que le solicite su docente.
  • No es necesario especificar las características de los equipos de uso común como las balanzas. Sin embargo, para los equipos especializados se debe indicar la marca y modelo, en alguna de las siguientes maneras: “…cada solución se neutralizó en el titulador automático (SI Analytics TitroLine ®, 7000)…” o “…las muestras fueron ubicadas en la termobalanza Precisa XM60…”.
  • Para los softwares de análisis o simulación se debe especificar la versión del programa usado en su trabajo, por ejemplo, “el análisis de la ANOVA de dos factores se realizó en Minitab ® 18…”.
  • A la hora de incluir ecuaciones o reacciones químicas, siempre use la herramienta “insertar ecuación” de Word o del editor de texto que esté usando. Ahora bien, considere lo siguiente: la numeración de estas ecuaciones se debe ubicar al lado derecho y entre paréntesis. Además, use negrita o la simbología adecuada para diferenciar variables vectoriales de escalares. Asimismo, en las reacciones químicas, use flechas para indicar las que son irreversibles o reversibles. Finalmente, use de manera adecuada índices o superíndices en los términos de sus ecuaciones para no afectar la adecuada comprensión de estas. Lo anterior se ilustra en el siguiente ejemplo:

Tomado de Rivera Ramos (2021)

  • Si a lo largo de su trabajo usted aplicó a distintos elementos los mismos procedimientos, usted puede unificar estos últimos. Por ejemplo, si está realizando la preparación de galletas a base de café, chocolate y avena con distintos tipos de endulzantes, esto se puede condensar en una única sección que explique todo el proceso de preparación, especificando la diferencia en las variables de operación y cualquier consideración adicional para cada formulación.
  • Un buen uso de la gramática, ortografía, signos de puntuación y una relectura consciente de la metodología escrita le permitirá asegurarse de que esta sección transmite precisamente lo que usted desea comunicar.

4. Análisis de resultados 

En esta sección se presentan, de manera objetiva, todos los hallazgos relevantes de su trabajo, independientemente de su favorabilidad con respecto a los objetivos iniciales del informe. Esto se hace de manera clara y concisa, permitiendo que el lector pueda entender qué fue lo que usted obtuvo.

¿Qué se necesita para escribir el análisis de resultados?

  • Identifique cuáles son los resultados finales. Una estrategia que le puede ayudar con esto es determinar cuáles son los hallazgos que responden directamente al/los objetivos de su trabajo. Con esto, se evita la presentación de datos brutos o resultados intermedios que no son relevantes y que, por el contrario, se podrían omitir del informe o presentarse en un apéndice o anexo si se considera necesario.
  • Tal como se mencionó para la sección de metodología, es pertinente que en su informe mantenga el uso de unidades del Sistema Internacional (SI), por lo que debe convertir las variables que tengan unidades en otro sistema (recuerde que los detalles de esta conversión no se deben presentar en esta sección).
  • Mantenga un formato coherente y uniforme para la representación de decimales y unidades de mil. Generalmente, la coma se usa para la separación de decimales, mientras que el punto para unidades de mil se usa después de que el número supera 5 dígitos.
  • Para identificar de qué manera presentar en el documento los resultados obtenidos, considere lo siguiente:
    • Tablas. Estas son útiles para ilustrar comparaciones cuantitativas, es decir, cuando es importante conocer el valor exacto de una variable o parámetro o cuando no se pueden apreciar fácilmente las diferencias entre las variables en un gráfico. A continuación, se presenta una gráfica de barras que ilustra el tiempo que cinco jugadores tardaron en recorrer, cada uno, una pista (ver Figura 1). Fíjese en que el valor del tiempo invertido por el primer jugador es mucho menor que el de los siguientes, lo cual impide evidenciar de manera clara la diferencia entre los tiempos registrados para los jugadores 2, 3, 4 y 5. Por lo tanto, en este caso la tabla es el recurso más adecuado para presentar estos datos y que el lector pueda identificar de manera clara las diferencias de tiempo para cada jugador (ver Tabla 1).
    • Para la elaboración de tablas considere estas pautas generales:
      • Cada fila o columna debe tener un título con sus respectivas unidades. Estas últimas deben presentarse con notación científica en caso de que se tengan números de varios dígitos que puedan afectar la claridad del recurso. Determine cuánto detalle necesita el lector. Por lo tanto, dependiendo del caso, usted puede redondear los valores a 1 o 2 cifras decimales.
      • En el texto principal solo presente las tablas que contengan información relevante para el análisis de los resultados. Las tablas que tengan datos complementarios o no importantes se pueden omitir o ubicar en un anexo.
      • Finalmente, el título y número deben ir ubicados encima de la tabla, en negrita y de acuerdo con el orden en el que se insertan a lo largo del documento. Por ejemplo, si en los resultados y discusión se inserta la primera tabla de todo el informe esta se debe nombrar “Tabla 1”.
    • Gráficos. Estos son usados para interpretaciones cualitativas, como las comparaciones entre series de datos o aquellas que sirven para mostrar tendencias. Para su uso, considere estas pautas generales:
      • Nombre cada eje con el nombre de su respectiva variable y sus unidades.
      • Si va a usar notación científica, hágalo al final del eje. Tenga en cuenta que la notación científica se aplica a valores numéricos, ya que no tiene sentido aplicarla a variables ni símbolos.
      • Identifique la función de cada gráfico con el fin de usar el adecuado para el tipo de datos que pretende presentar en su informe. Por ejemplo, los gráficos de dispersión son útiles para presentar datos experimentales con respecto a los cuales se va a calcular una tendencia. Por su parte, los gráficos de barras son útiles cuando se tienen categorías (ubicadas en el eje horizontal) con valores (eje vertical), tales como datos de ventas por mes/año/días, ocurrencia de eventos, entre otros. Adicionalmente, los gráficos circulares sirven para presentar probabilidades o las proporciones de unas partes con respecto al total. Por último, los gráficos de líneas permiten representar grandes volúmenes de datos continuos.
      • Los gráficos deben tener un título y un número según su orden en el documento. Estos elementos deben ser ubicados debajo de la figura.
      • Asegúrese de presentar gráficos de alta calidad visual. Verifique también que las etiquetas no estén sobre las numeraciones de los ejes.
      • Finalmente, los resultados puntuales, tales como un rendimiento, un porcentaje de error o un valor único, se deben presentar de manera escrita, dentro del cuerpo del texto, sin usar ningún recurso visual.

¿Cómo se escribe el análisis de resultados?

  • Describa los hallazgos que obtuvo tras la aplicación de la metodología, incluso aquellos que no favorecen sus expectativas iniciales. Recuerde centrarse únicamente en la presentación y descripción de los resultados, sin interpretarlos ni vincularlos con las fuentes presentadas en el marco teórico (pues esto se hará en la sección de discusión).
  • Cuando sea necesario, remita a sus lectores a los elementos gráficos que les permitan comprender adecuadamente sus hallazgos. Verifique que los recursos gráficos que seleccionó son los adecuados para la presentación de sus resultados. Para esto, puede responder las siguientes preguntas: ¿el recurso gráfico le da al lector la información requerida?, ¿es fácil de interpretar?, ¿es llamativo?
  • Mantenga un formato uniforme para todos los recursos visuales del informe. Es decir, todos los elementos gráficos deben tener el mismo color, tipo y tamaño de fuente, formato en leyendas etc.
  • Asegúrese de que el lenguaje empleado para presentar sus resultados haya sido claro, conciso y directo.
  • Revise que no esté presentando la misma información en forma de tabla y figura al mismo tiempo. De ser así, identifique nuevamente cuál es el recurso más adecuado para esos datos.
  • Tenga presente el correcto uso de ortografía y gramática en esta sección.

5. Discusión

Esta es otra sección muy importante en el informe, pues aquí se realiza un análisis basado en la comparación entre los referentes teóricos, los resultados reportados en la literatura y los hallazgos que usted obtuvo en su trabajo. En este sentido, la discusión del informe sirve para identificar errores o posibles mejoras en el procedimiento planteado, para interpretar los hallazgos obtenidos y para determinar si se resolvió o no (y en qué grado) la pregunta de la investigación.

¿Qué se necesita para escribir la discusión?

  • Establezca qué fuentes bibliográficas mencionadas en el marco teórico permiten construir el análisis de sus resultados.
  • Identifique errores experimentales asociados a resultados atípicos que se hayan obtenido en el trabajo.

 ¿Cómo se escribe la discusión?

  • Debe referenciar de manera escrita y clara el recurso que contiene los resultados a analizar en el texto, por ejemplo, “En la Tabla 3…” o “En la Figura 4…”. Note que la primera letra del nombre del recurso es en mayúscula.
  • Explique y analice los resultados, no repita su descripción. Es decir, recuerde que el objetivo de la sección de discusión es llamar la atención sobre los datos o hallazgos más importantes y explicarlos a la luz de los referentes consignados en el marco teórico. Esto puede hacerse mediante la realización de comparaciones entre lo obtenido en la propia investigación y lo que otros autores han encontrado, mediante el análisis de los errores experimentales que arrojaron resultados inesperados o mediante la explicación de los factores, conceptos o teorías que dan cuenta de los resultados obtenidos.
  • Escriba de manera clara la conclusión que usted quiere que el lector obtenga de sus párrafos de análisis. Además, asegúrese de que estas conclusiones sí estén soportadas por los datos mostrados.

 Recomendaciones finales para escribir la discusión

  • Evite obligar a que sus resultados se ajusten a lo encontrado en la literatura o teoría. Por un lado, recuerde que parte de las diferencias observadas puede ser consecuencia de las suposiciones sobre las propiedades de materiales o sustancias (Prance, 2010), como sucede, por ejemplo, cuando se asumen procesos bajo condiciones estándar o gases ideales. En estos casos, el supuesto teórico a menudo no corresponde con lo que ocurre en escenarios reales. Por otro lado, recuerde que su trabajo debe reflejar su integridad ética como investigador, lo cual implica reportar y discutir de manera transparente sus resultados. En otras palabras, usted como investigador debe mantener la sinceridad y claridad sobre los hallazgos de su trabajo, independientemente de lo favorables o desfavorables que estos sean.
  • La discusión también le va a permitir revisar el contenido de su marco teórico. Por lo tanto, si en la discusión no usa una fuente previamente incluida, esta puede ser eliminada del marco teórico. Por el contrario, si al momento de construir la sección de discusión usted recurre a una fuente adicional, debe agregarla a su marco teórico.

6. Conclusiones

En esta sección se presenta un resumen de todos los temas clave de su investigación, de manera que le demuestre al lector, una vez ha leído su informe, por qué su investigación es importante. Para esto, es fundamental concentrarse en la relación entre sus resultados relevantes y los objetivos de la investigación, ya que esto también le permite proponer un nuevo enfoque para el tema estudiado o brindar recomendaciones para futuros trabajos. Finalmente, en este punto del trabajo usted debe transmitir un mensaje claro y concreto sobre el contenido de su informe, lo cual implica que la conclusión debe ser ligera, sencilla y precisa.

¿Qué se necesita para escribir las conclusiones?

  • Identifique cuáles resultados o hallazgos permiten responder a los objetivos planteados al inicio del informe.
  • Escriba a modo de lista todas las limitaciones que se presentaron durante el desarrollo de su trabajo y las recomendaciones que considere pertinentes para futuras investigaciones en la misma área de estudio.

 ¿Cómo se escriben las conclusiones?

  • Vuelva a plantear de manera breve cuál era el propósito o el problema de la investigación.
  • De manera muy precisa resuma los hallazgos que permiten dar respuesta a las metas propuestas para el trabajo de investigación, incluyendo valores numéricos importantes, e indique en qué medida estas fueron alcanzadas.
  • Exponga de forma concreta todas las limitaciones y resultados erróneos, si los obtuvo, junto con la causa posible o demostrada de estos.
  • Incluya las recomendaciones previamente identificadas para que investigaciones futuras puedan superar las limitaciones presentadas en su trabajo o puedan considerar un nuevo enfoque del tema del estudio.

Recomendaciones finales para escribir las conclusiones

  • Esta sección se debe presentar en forma de párrafos, por lo que debe evitar la escritura en forma de lista.
  • Se recomienda que la extensión de las conclusiones sea de uno o dos párrafos con 200 o 300 palabras cada uno. No obstante, usted como autor tiene la libertad de superar esta extensión (dentro de los límites de las instrucciones asignadas). Solo tenga en cuenta que la forma de escritura de esta sección debe ser sencilla y precisa.
  • Todo lo presentado en esta sección ya tuvo que haber sido mencionado en las secciones anteriores del informe. Recuerde que en las conclusiones se retoman los temas claves de su trabajo, por lo que no es el momento de sorprender al lector con información nueva.

7. Referencias

En varias partes de su documento usted incluyó información, parafraseó o citó de manera textual el trabajo de otros autores, lo cual tuvo que ser citado de manera adecuada en el formato que se le haya solicitado. Por lo tanto, la sección de “Referencias” o “Bibliografía” presenta en forma de lista la información detallada de esas fuentes citadas a lo largo del informe. Esta se debe ubicar después de las conclusiones y antes de los anexos.  Ahora bien, para escribir esto se deben considerar las pautas específicas del formato de citación y referencia solicitado para cada tipo de recurso. Esto se puede realizar de manera manual o automatizada, mediante gestores bibliográficos como Zotero o Mendeley.

8. Anexos

Los anexos o apéndices son las secciones en las que se presenta todo el material complementario o detallado del trabajo. A continuación, se presentan algunos ejemplos de la información que se puede incluir en esta sección:

  • Tablas de datos brutos 
  • Cálculos detallados 
  • Imágenes o fotografías de montajes experimentales, muestras o equipos usados
  • Diagramas de flujo sobre la metodología o el modo de uso de un equipo particular
  • Descripciones detalladas sobre un equipo particular o un método experimental complejo
  • Ampliación de una teoría o ley que se haya mencionado en el informe

Ahora, esta sección debe comenzar en una página aparte después de las referencias. Si su documento solo tiene un anexo, puede nombrarlo “Anexo” o “Apéndice”. No obstante, si el informe incluye más de una sección de anexos, estos se deben nombrar de acuerdo con el orden en el que se presentan en el documento, con una letra mayúscula, por ejemplo: “Anexo A” o “Apéndice A”.

Referencias

Nota

Este recurso pedagógico le pertenece a la Universidad de los Andes y está protegido por derechos de autor. Así mismo, el recurso se encuentra amparado bajo la licencia de Atribución - No comercial - Sin derivar de Creative Commons.

Bajo los términos de esta licencia, se permite descargar este recurso y compartirlo con otras personas, siempre y cuando se reconozca su autoría. No obstante, la licencia impide modificar este material y prohíbe utilizarlo con fines comerciales. Para reconocer la autoría de este recurso le recomendamos citarlo y referenciarlo según las normas del formato que rija su disciplina o su publicación.

Centro de Español Uniandes | Conecta-TE, Centro de Innovación en Tecnología y Educación
Universidad de los Andes | Vigilada Mineducación
Reconocimiento como Universidad: Decreto 1297 del 30 de mayo de 1964.
Reconocimiento personería jurídica: Resolución 28 del 23 de febrero de 1949 Minjusticia.
Cra 1 Nº 18A- 12
Bogotá, (Colombia)
Código postal: 111711
Tels: +571 3394949
+571 3394999