Banner lectura

Plagio, tipos de plagio y cómo evitarlo

Plagio, tipos de plagio y cómo evitarlo

Recurso elaborado por Daniel Granja Hidrobo

Dentro del ámbito universitario es necesario el intercambio de ideas e información, por lo que la producción académica se sustenta en un diálogo constante entre distintos actores intelectuales. De ahí que el respeto por la propiedad intelectual no solo estribe en términos éticos o legales, sino también en el adecuado flujo de ideas. Es así que el plagio no solo es un delito contra la propiedad intelectual, sino una deficiencia en la correcta difusión del conocimiento. No reconocer la producción intelectual es negar la posibilidad de establecer un diálogo maduro entre los distintos miembros de una comunidad académica.

Este documento define y expone el plagio, así como sus distintas tipologías y alternativas para evitarlo.

Tabla de contenido

  1. El plagio
  2. Tipos de plagio
  3. ¿Cómo evitar el plagio?
  4. Referencias

1. El plagio

El plagio es la apropiación indebida de ideas o palabras escritas por otros. Este consiste en que una idea que pertenece a otros se haga pasar como propia. Este acto perjudica considerablemente la propiedad intelectual, pues, además de constituir un error ético y jurídico grave, obstruye la correcta recepción y apropiación de información. Esta usurpación de ideas y palabras constituye no solo una falta académica, sino un delito que atenta directamente contra los derechos de autor.

Ejemplo de plagio: aquí se esboza, a partir de una fuente primaria, un caso en el que un escritor, aunque no actúa con dolo, comete plagio por la imprecisión en la citación y referenciación.

Fuente original:

“El plagio no se reduce únicamente a una cuestión literaria, sino que también se trata de una cuestión social, cuyos resortes son igualmente económicos y técnicos, ya que las herramientas de lectura y de escritura han evolucionado hacia una mayor fluidez del texto a través de ‘copiar’ y ‘pegar’, la descarga y la puesta en línea de sumas de conocimientos. Entonces, se plantean algunas cuestiones de deontología bajo términos novedosos, según los soportes usados y los modos de difusión”. (Maurel-Indart, Sobre el plagio, 2014, p. 15)

  • Caso en el que se caería en plagio:

El plagio no se trata únicamente de un asunto literario, sino también de una cuestión social, cuyos resortes son igualmente económicos y técnicos, ya que las herramientas de lectura y de escritura han evolucionado hacia una mayor fluidez en el texto gracias a las acciones de “copiar” y “pegar”, la descarga y la puesta en línea de sumas de conocimientos.  Por lo tanto, se plantean algunas cuestiones de la deontología bajo juicios novedosos, según los soportes y modos de difusión.

  • Forma correcta de parafrasear:

Cuando se analiza una problemática como la del plagio, se considera, además del ámbito literario, el trasfondo social y sus implicaciones económicas y técnicas, puesto que las formas de lectura y escritura se han trasformado hacia una mayor claridad textual mediante las opciones de “copiar” y “pegar”, así como la descarga y todos los conocimientos disponibles en la red. Por ello, la deontología –bajo nuevos criterios, según los fundamentos y modos de difusión­– es esencial (Maurel-Indart, 2014, p.15).

Explicación del ejemplo

En el primer caso el cambio es mínimo y no se especifica el lugar del cual se extrajo la información correspondiente. Se necesita, en consecuencia, una apropiación personal que dé cuenta de una buena lectura de la fuente original, así como una óptima referenciación y citación. En el segundo ejemplo, se extrae la esencia de lo escrito por Maurel-Indart. El texto se apropia de forma correcta de la fuente primaria, no solo utiliza sinónimos propicios para parafraseo efectivo, sino que además señala al final del párrafo que se trata, efectivamente, de la idea de otra persona. Para evitar caer en plagio por el incorrecto uso de normas de citación, se recomienda consultar los recursos disponibles en LEO.

2. Tipos de plagio

  • Plagio completo: se efectúa en el momento en que se copia textualmente un contenido original de una fuente sin cambios, parafraseos ni alteraciones en el texto original a través de signos de puntuación o cambios de palabras. Es la copia textual exacta y sin indicación de dónde proviene.

  • Plagio parcial: sucede una vez el contenido que se cita es la unión de varios textos provenientes, a su vez, de fuentes diferentes. En este caso, quien cita puede permitirse alterar ciertos signos de puntuación o incluso palabras, pero necesariamente hace referencia a las fuentes de donde provienen dichos textos.

  • Autoplagio: sucede cuando una persona usa partes de su trabajo o su totalidad y lo copia en un texto nuevo. Puede ocurrir cuando un estudiante presenta el mismo trabajo en dos cursos, en este caso también se incurriría en envío doble. Así mismo, sucede cuando se publica material propio a través de diversas plataformas como revistas, libros de texto, blogs en la web, entre otros, sin hacer referencia al medio en el que fue publicado originalmente.

  • Envío doble: consiste en que un estudiante presenta un trabajo en dos clases diferentes. De igual modo, cuando se envía el mismo artículo a dos revistas diferentes (Soto, 2012, p. 5). Tanto el envío doble como el autoplagio tienen características similares; sin embargo, el primero se relega, sobre todo, al hecho de enviar un mismo trabajo a dos clases o revisitas distintas, mientras que el autoplagio consiste en publicar un trabajo previo y hacerlo pasar como original e inédito.

  • Falsa autoría: este tipo de plagio se caracteriza por introducir el nombre de una persona en un trabajo en el cual no hizo ningún tipo de contribución. Es muy común que en este caso se contrate a un autor para que escriba el texto (puede ser un trabajo para una clase, un artículo e incluso una tesis o trabajo de grado). El caso más común de falsa autoría se da cuando un estudiante que no ha contribuido en un trabajo es incluido como autor de un texto en el cual nunca aportó nada en concreto. De igual manera, se considera también como plagio de falsa autoría el hecho de incluir como coautor a la persona o entidad que esté apoyando financieramente al autor de un artículo. En este caso, si se desea hacer algún tipo de reconocimiento por la ayuda recibida durante el desarrollo del trabajo, se debe incorporar en la sección de reconocimientos (Soto, 2012, p. 4).

3. ¿Cómo evitar el plagio?

  • La mejor forma de evitar el plagio es asumir la producción intelectual académica de forma ética. Para ello es importante revisar detenidamente cada cita. Así, el estudiante tendrá no solo una mayor conciencia de las fuentes, sino un dominio más adecuado de su propio trabajo. El autor debe asegurarse de incluir todos los elementos de una cita (nombre del autor, número del volumen de la revista, páginas, entre otros). De igual modo, deberá darle el crédito a los autores que primero estudiaron el tema que está trabajando. Cuando se incurre en plagio se excluyen los procesos y resultados de una investigación, por lo tanto, es importante advertir tanto a lectores como editores que la obra que se publica no es inédita ni original y que ha tenido una previa recepción.

  • Es importante que el escritor reconozca que por cuestiones éticas debe evitar usar textos anteriormente publicados y hacerlos pasar como nuevos. Si el autor necesita trabajar con algún referente publicado por él, debe usar las convenciones académicas (comillas, parafraseo, citación, entre otras) (Roig, 2011, p. 3).

  • Los casos del autoplagio (y también del envío doble) tienen que ver con la difusión de trabajos anteriores, por ello, se recomienda al autor indicar de manera explícita a los editores, lectores y profesores la producción textual que ha tenido.

 

Referencias

Nota

Este recurso pedagógico le pertenece a la Universidad de los Andes y está protegido por derechos de autor. Así mismo, el recurso se encuentra amparado bajo la licencia de Atribución - No comercial - Sin derivar de Creative Commons.

Bajo los términos de esta licencia, se permite descargar este recurso y compartirlo con otras personas, siempre y cuando se reconozca su autoría. No obstante, la licencia impide modificar este material y prohíbe utilizarlo con fines comerciales. Para reconocer la autoría de este recurso le recomendamos citarlo y referenciarlo según las normas del formato que rija su disciplina o su publicación.

 

Centro de Español Uniandes | Conecta-TE, Centro de Innovación en Tecnología y Educación
Universidad de los Andes | Vigilada Mineducación
Reconocimiento como Universidad: Decreto 1297 del 30 de mayo de 1964.
Reconocimiento personería jurídica: Resolución 28 del 23 de febrero de 1949 Minjusticia.
Cra 1 Nº 18A- 12
Bogotá, (Colombia)
Código postal: 111711
Tels: +571 3394949
+571 3394999