Banner lectura

¿Cómo y por qué parafrasear?

¿Cómo y por qué parafrasear?

Recurso elaborado por David S. Bastidas C.

Este recurso explica qué es el parafraseo, indica cuáles son las ventajas de su uso en el contexto académico y presenta una serie de estrategias para realizarlo de forma adecuada.

Tabla de contenido

¿Qué es la paráfrasis?

Según Beristáin (2013), la paráfrasis es un enunciado que describe el significado de otro; es el desarrollo explicativo que proviene de la comprensión e interpretación de la información. Asimismo, se puede entender la paráfrasis como un cambio sintáctico que no modifica el contenido del enunciado inicial y evita adiciones al mismo. Como este ejercicio plantea una repetición personal (comprensión) de la fuente, es natural que se utilicen los recursos lingüísticos propios del sujeto para dar el nuevo enunciado. Para Jakobson (citado en Santaemilia, s.f.), este ejercicio se denomina traducción intralingüística, que refiere a la reformulación personal de la información leída. En síntesis, se puede aseverar que la paráfrasis es un ejercicio de traducción personal de información de otra fuente, que requiere mantener el significado y evitar cambios y adiciones al contenido inicial.

Ventajas de la paráfrasis

A partir de las características de este recurso, se pueden inferir los siguientes beneficios:

  • Sintetiza información extensa a partir de construcciones sencillas; además, facilita la asimilación de los contenidos abstractos de la lectura a partir del uso de la expresión personal. La paráfrasis, si bien se relaciona con una idea, también es útil porque permite brindar información extensa de un libro que no está condensada en un solo capítulo o acápite a través de una construcción corta (párrafos o secciones del trabajo escrito).
  • Permite al lector confrontar su comprensión del texto con el mismo para dar cuenta de la eficacia de su proceso lector.
  • Al ser un ejercicio intralingüístico, el lector es capaz de interiorizar el concepto, puesto que es necesario dicho proceso para lograr la síntesis de información.
  • Facilita la discriminación de la información en primaria y secundaria, hecho vital en la jerarquización de ideas.
  • Es una herramienta metacognitiva, dado que permite reflexionar acerca de los procesos de aprendizaje del lector.

Usos de la paráfrasis en textos académicos

Para la presentación de textos escritos, el uso de citas es vital para establecer diálogos que propendan por la argumentación y análisis de información. Para llevar a cabo dicha comunicación, existen dos formas de citación: textual y parafraseada, aunque la denominación de cada norma difiere un poco en el segundo caso. En el caso de la cita parafraseada, las normas de citación difieren en su esquema y datos. Para las normas MLA, esta cita (no textual para MLA) debe estar acompañada por la referencia del autor y la página del texto (solo en el caso en que la paráfrasis se haya realizado a partir de una página específica):

Ejemplo. Stutts, Smith, Cass, and Round argue that language development may also impact development in related parts of the brain (339).

Para el caso de las normas APA, el formato de citación de la cita parafraseada (indirecta para este formato) debe incluir el apellido del autor y año de publicación:

Ejemplo. Según Gutiérrez (1957), la economía no está integrada mientras no se abran oportunidades para todos y mientras la remuneración pagada por los servicios productivos sea la misma.

Si bien APA y MLA no indican obligatoriedad para indicar la página, es útil, tanto para el escritor como para el lector, referenciar la página (en el caso en que aplique) para facilitar la labor de investigación que pueda suscitar el artículo.

Estrategias para realizar una paráfrasis adecuada

Para realizar una paráfrasis, es posible una serie de pasos que permiten un ejercicio coherente:

  1. Identificación de los conceptos centrales de la lectura.
  2. Establecer la conexión entre estos a partir de un primer ejercicio de escritura.
  3. Buscar términos familiares que sean sinónimos de los conceptos sin generar cambios de sentido.
  4. Elaboración y contraste con el texto fuente.

A continuación se presentan una serie de ejemplos que permiten facilitar la comprensión de la paráfrasis:

1. Identificación de los conceptos centrales de la lectura

Es necesario que se reconozcan durante o después de la lectura, dado que son la materia prima del ejercicio. Una forma de reconocimiento es identificar el uso de cursivas en la fuente; la otra parte de estrategias como el subrayado que el lector realiza del texto:

Ejemplo. Pero entre uno y otro existen diferencias considerables. Lo bello de la naturaleza corresponde a la forma del objeto, la cual consiste en la limitación; lo sublime, por el contrario, debe buscarse en un objeto sin forma, en tanto que se represente en este objeto o con ocasión del mismo la ilimitación, concibiendo además en esta la totalidad. De donde se sigue que nosotros miramos lo bello como la manifestación de un concepto indeterminado del entendimiento, y lo sublime como la manifestación de un concepto indeterminado de la razón. De un lado, la satisfacción se halla ligada a la representación de la cualidad; de otro, a la de la cuantidad. (Kant, 1876, § XXIII)

En este primer paso, si bien el texto proporciona una marca tipográfica para resaltar la importancia de algunos conceptos (ilimitación, cualidad, cuantidad), el ejercicio de lectura permite reconocer la conexión de estos con otros no resaltados. En este caso, se ha utilizado el subrayado para rescatar los conceptos básicos, dada la relación entre estos.

2. Establecer la conexión entre estos a partir de un primer ejercicio de escritura

Para este paso, se pueden utilizar diversos recursos: mapas mentales, mapas conceptuales, organigramas, etc. Lo importante es el establecimiento de conexiones lógicas y que no vayan en contradicción con las propuestas del autor.

3. Buscar términos familiares que sean sinónimos de los procesos sin generar cambios de sentido

Si bien los términos aparecen como claros a primera vista, es necesario realizar el ejercicio de “traducción personal” para interiorizar su significado, relación y diferencia con respecto a los otros. No obstante, hay que evitar usar términos en apariencia similares, pero que para el autor tienen significación o uso diferente; asimismo, se recomienda no utilizar sinónimos para reemplazar los conceptos del autor, dado que se podría incurrir en algún equívoco semántico, pérdida de significación o, por las mismas particularidades del concepto, no habría forma de encontrar sinónimos. En dado caso, es mejor desarrollar el concepto a partir de su significado en forma de explicación y utilizar la sinonimia en casos de explicación:

Los términos resaltados en azul, si bien son usados como sinónimos en el ámbito popular, para el autor pertenecen a categorías y procesos totalmente diferentes. Como se dijo anteriormente, se sugiere mantener el concepto fundamental para evitar errores de significación de la fuente. En el caso de las explicaciones, evitar introducciones y discernir desde el comienzo las diferencias o características facilitan la lectura, al mismo tiempo que sirven como estrategia al escritor para revisar su comprensión, interpretación y apropiación del contenido del texto base y la jerarquización de la información.

4. Elaboración y contraste con el texto fuente

A partir de la información recolectada, el uso de sinónimos y la relación entre conceptos, es posible realizar una cita parafraseada de Kant y generar el contraste con la cita original. Es importante que este ejercicio, para sustentar su utilidad y éxito, dé cuenta del cumplimiento de las ventajas mencionadas anteriormente; de lo contrario, es necesario realizar una nueva paráfrasis hasta que la cita adquiera todas las ventajas que esta debe tener:

Ejemplo. Para Kant, la belleza radica en la forma del objeto, sus límites; en el caso de lo sublime, debe buscarse en objetos sin forma, dado que su fundamento es la representación de aquello que no tiene límites. Por esto se dice que la belleza es la representación de un concepto del entendimiento, mientras que lo sublime es de un concepto de la razón. Para el primer caso, hay satisfacción en las características; para el segundo, en la cuantidad.

TF: Pero entre uno y otro existen diferencias considerables. Lo bello de la naturaleza corresponde a la forma del objeto, la cual consiste en la limitación; lo sublime, por el contrario, debe buscarse en un objeto sin forma, en tanto que se represente en este objeto o con ocasión del mismo la ilimitación, concibiendo además en esta la totalidad. De donde se sigue que nosotros miramos lo bello como la manifestación de un concepto indeterminado del entendimiento, y lo sublime como la manifestación de un concepto indeterminado de la razón. De un lado, la satisfacción se halla ligada a la representación de la cualidad; de otro, a la de la cuantidad. (Kant, 1876, § XXIII)

Después del contraste, es posible advertir una síntesis de la información, sin que existan cambios de significación o añadiduras al contenido, además del uso del léxico propio en los casos en que fue pertinente. Por esto, el recurso de la paráfrasis va más allá del resumen y la sinonimia: deviene en estrategia básica para los procesos de aprendizaje y escritura profesional.

Referencias

  • Beristáin, H. (2013). Diccionario de retórica y poética. Porrúa.
  • Santaemilia, J. (s.f.). Releyendo a Jakobson o todo es traducción: Tres estampas del discurso público contemporáneo. Universitat de València.

Nota

Este recurso pedagógico le pertenece a la Universidad de los Andes y está protegido por derechos de autor. Así mismo, el recurso se encuentra amparado bajo la licencia de Atribución - No comercial - Sin derivar de Creative Commons.

Bajo los términos de esta licencia, se permite descargar este recurso y compartirlo con otras personas, siempre y cuando se reconozca su autoría. No obstante, la licencia impide modificar este material y prohíbe utilizarlo con fines comerciales. Para reconocer la autoría de este recurso le recomendamos citarlo y referenciarlo según las normas del formato que rija su disciplina o su publicación.

Centro de Español Uniandes | Conecta-TE, Centro de Innovación en Tecnología y Educación
Universidad de los Andes | Vigilada Mineducación
Reconocimiento como Universidad: Decreto 1297 del 30 de mayo de 1964.
Reconocimiento personería jurídica: Resolución 28 del 23 de febrero de 1949 Minjusticia.
Cra 1 Nº 18A- 12
Bogotá, (Colombia)
Código postal: 111711
Tels: +571 3394949
+571 3394999