Banner lectura

Guía de escritura en grupo

Guía de escritura en grupo

Recurso elaborado por Juan Pablo Mena Clavijo

Esta guía ofrece pautas y recomendaciones para llevar a cabo ejercicios de escritura grupal, comunes en ámbitos tanto académicos como laborales. 

Tabla de contenido

¿Es diferente la escritura en grupo a la escritura individual?

La escritura en grupo supone una serie de retos adicionales a los de la escritura individual. Para lograr exitosamente esta tarea, se hace necesaria la coordinación y la negociación de diferentes aspectos dentro de los integrantes del grupo, tales como: la asignación de actividades puntuales relacionadas con el proceso de escritura, el consenso sobre las ideas que se desarrollarán en el escrito, la estructura del texto, el estilo de escritura, entre otros elementos propios del proceso de redacción y composición textual (Torres et al., 2007).

También, requiere de la definición de una estrategia, por ejemplo, si se concentrará la actividad de escritura en uno solo de los participantes, si se realizará una distribución de temas dentro del plan de texto o si se realizará un trabajo de escritura conjunta (Torres et al., 2007). Dependiendo de la selección de la estrategia, algunos de los aspectos por coordinar o negociar tendrán más relevancia que otros.

En los procesos de escritura en grupos, se abre un espacio para la interacción entre los participantes. Esta interacción da como resultado reflexiones que favorecen la calidad del texto (Jiménez, 2013). Lo anterior implica que los textos en grupo tienden a ser mejores que los que se producen de forma individual (Fernández, 2012). Sin embargo, no se debe desconocer que el proceso de producción de textos en grupo involucra procesos de producción individual, dependiendo de la estrategia con la cual se esté trabajando.

Exploremos, a continuación, cinco pasos para la redacción de un texto grupal.

1. Conocerse como equipo

Para el trabajo en grupo, es necesaria la definición de algunos roles básicos, que no son estáticos y deberán ser definidos de acuerdo con los objetivos del trabajo que se realizará. Algunos ejemplos de los roles son el coordinador (líder), el expositor y el investigador, roles que deben responder a necesidades del grupo como la organización, el clima grupal, la comunicación, entre otros (Balduino, 1982). De este modo, los roles necesarios se establecen de una forma preliminar y se procede con su asignación. Esta actividad dependerá del número de participantes y el conocimiento o la interacción previa entre los integrantes del grupo. Algunas técnicas para la asignación son:

  • El sorteo de roles
  • La libre elección del rol
  • La asignación por parte de quien es designado como líder o coordinador
  • La distribución de roles a partir de la identificación de competencias de cada miembro del equipo

No obstante, como se mencionó anteriormente, la asignación de roles no es definitiva, los roles se pueden variar entre sesiones o pueden combinarse de acuerdo con la necesidad. Esta dinamización de los roles desempeñados favorece el crecimiento del grupo y ayuda a identificar y desarrollar diferentes competencias en los integrantes. Algunos roles sugeridos para la realización de textos en grupo, dentro del componente del Trabajo en grupo son:

  • Líder. Debe velar por el cumplimiento de las tareas, diseñar los planes alternos y realizar las veces de moderador en la evaluación de ideas.
  • Coordinador de cronograma. Se encargará de establecer las relaciones entre las actividades, asignar los tiempos y velar por el cumplimiento.
  • Investigadores. Son los principales ordenadores de ideas, su tarea se centra en mostrar posibles frentes de trabajo y fortalecer los frentes propuestos por el equipo.
  • Comunicador. Debe tener competencias para clasificar y relacionar las ideas expuestas por el grupo. Se encarga de la síntesis de los escenarios de debate.
  • Ejecutores. Encargados de realizar las actividades al detalle. Deben tomar las propuestas de los investigadores, la síntesis del comunicador y los puntos de vista de los opositores para desarrollar el trabajo.
  • Opositores. Encargados de mantener el ejercicio de debate. Se debe concentrar en identificar los puntos débiles de las ideas propuestas y sugerir cómo solucionarlos.

2. Definir una estrategia de escritura

Hasta aquí se han definido los roles que favorecen el ejercicio de Trabajo en grupo. Sin embargo, existen algunos roles particulares de la Escritura y dependen propiamente de la estrategia seleccionada. Se podrían definir tres roles básicos en este aspecto: el generador de ideas, el redactor y el editor. Así, en una estrategia de escritura concentrada, un solo integrante redacta todo el documento y los roles podrán verse claramente diferenciados; en una estrategia de segregación de temas, se formarán pequeños grupos que deberán definir el método más conveniente para escribir; y en una estrategia de escritura conjunta, todos los integrantes desarrollarán todos los roles.

  • Generador de ideas. Es un rol equivalente al “investigador”, en el trabajo en grupo. Se encarga de generar las ideas y clasificarlas para su desarrollo en el texto.
  • Redactor. Esta persona tiene habilidades para el uso de herramientas ofimáticas (Word y Excel, principalmente), un buen entendimiento con el generador de ideas y una calidad de redacción media-alta.
  • Editor. Debe ser la persona con más conocimientos léxicos, gramaticales y ortográficos. Debe conocer en su totalidad el plan de texto y su desarrollo y velar por la cohesión y la coherencia.

3. Elaborar un cronograma

Otra actividad importante en el desarrollo de un texto en grupo, y en general en las actividades de trabajo en equipo, es la definición de un cronograma. Esta actividad, al igual que la asignación de roles, debe realizarse de forma preliminar con las tareas conocidas por defecto (discusión y definición del tema, búsqueda de información, tiempos de escritura, tiempos de edición, etc.) y debe retroalimentarse constantemente para efectos de incluir las nuevas tareas, redefinir tiempos e incluir actividades en el proceso. En el momento de realizar el cronograma, se sugiere incluir como mínimo dentro de sus esquemas los siguientes campos:

Organización

Responsable

Duración

Fecha de inicio

Fecha de finalización

¿Qué actividades se requieren para realizar esta tarea?

Actividad 1

 

 

 

 

 

Actividad 2

 

 

 

 

 

El conocimiento de las actividades predecesoras ayuda a determinar lo que se conoce como “ruta crítica”. Las actividades de la ruta crítica son aquellas actividades que tienen una mayor duración y son predecesoras de alguna otra, se debe prestar principal atención a estas actividades, puesto que de ellas depende la duración del trabajo.

4. Planeación del texto

 Una vez se realizan las actividades de organización, se debe continuar con el proceso de planeación de texto. Al igual que en el proceso de producción de textos individuales, este proceso busca esquematizar lo que se quiere desarrollar en el texto. Esta actividad tiene sentido, ya que un esquema le ayudará a planear un punto de partida, un orden preliminar para disponer las ideas de manera coherente. En esta etapa del trabajo se plantea la siguiente metodología:

  1. Definir el tema. Se debe buscar acotar al máximo el tema y que todos los integrantes identifiquen sobre qué trabajarán.
  2. Lecturas sobre el tema. Deben dar un entendimiento general del tema y su propósito es brindar información a los integrantes para participar en el planteamiento de la idea general o tesis del texto por desarrollar.
  3. Definición de idea general o tesis. Una vez el equipo conoce el tema, se inicia con el proceso de definición del tipo de texto, propósito del texto y su idea general o tesis. Una metodología propuesta para esta actividad es la lluvia de ideas.
  4. Búsqueda de información específica. En esta etapa, los integrantes buscarán información específica para el desarrollo de la idea general o la tesis.
  5. Generar ideas principales y de soporte. En línea con la búsqueda de información, cada integrante, o quien tenga el rol de investigador, debe sintetizar la información encontrada y relacionarla con la idea general propuesta por el equipo.
  6. Socialización y selección de ideas. Ahora el equipo comunicará la información encontrada y propondrá sobre qué ideas desarrollar la propuesta. En un proceso de consenso o negociación deberán seleccionarse las mejores ideas y fuentes de información.
  7. Estructura del texto. Ya que se tienen las ideas principales del texto, se deberá definir en qué orden serán desarrolladas, a qué parte del texto pertenecerán. En esta discusión se deberá pensar en la apertura, el desarrollo y cierre del texto.

5. Escritura

El siguiente paso en el proceso de escritura grupal, corresponde al ejercicio de escritura en sí. En este componente, las personas encargadas de la redacción deberán desarrollar el plan de texto. Si el proceso está a cargo de una persona, en estrategias de escritura concentrada o segregación de temas, esta persona deberá realizar un proceso cíclico de escritura, lectura de lo escrito, identificación de errores y alternativas de corrección (ver ciclo de escritura individual). Posteriormente, la persona con el rol de editor realizará una revisión prestando particular atención en la cohesión y coherencia del texto. En ocasiones, el editor puede desarrollar un rol adicional de unificador o de quien consolida el texto, en este caso, será el encargado de articular las partes del texto desarrolladas por el escritor o los escritores y deberá realizar el mismo ciclo de actividades en la escritura de dichas articulaciones. En escritura conjunta, las actividades de escritura y edición generalmente se realizan de forma simultánea, sin embargo, es importante que, una vez concluido el ejercicio de escritura, una persona distinta (editor) realice la revisión general.

Finalmente, se debe recordar que el proceso de construcción de textos en grupo, como el de textos individuales, es cíclico. Lo anterior implica que en cualquiera de las etapas posteriores a la organización (planeación y escritura) es posible, incluso necesario, retornar a etapas anteriores. De este modo, un cambio en la planeación del texto genera cambios en el cronograma y los roles asignados o un cambio en la estrategia de escritura modifica la etapa de escritura.

Bibliografía

  • Fernández, A. (2012). Collaborative writing tasks in the L2 classroom: comparing group, pair, and individual work. Journal of Second Language Writing, 21(1), 40-58. https://doi.org/10.1016/j.jslw.2011.12.002
  • Jiménez Sánchez, D. (2013). Aprendizaje colaborativo y procesos de reparación y andamiaje colectivo en tareas de escritura colaborativa [ponencia]. Congreso Internacional de Didáctica, Budapest, Hungría.
  • Torres, C., Fedorczuk, A. y Viera, A. (2007). Una aproximación a las prácticas de escritura en grupo en estudiantes universitarios de psicología [ponencia]. XIV Jornadas de Investigación y Tercer Encuentro de Investigadores en Psicología del Mercosur, Buenos Aires, Argentina.

Nota

Este recurso pedagógico le pertenece a la Universidad de los Andes y está protegido por derechos de autor. Así mismo, el recurso se encuentra amparado bajo la licencia de Atribución - No comercial - Sin derivar de Creative Commons.

Bajo los términos de esta licencia, se permite descargar este recurso y compartirlo con otras personas, siempre y cuando se reconozca su autoría. No obstante, la licencia impide modificar este material y prohíbe utilizarlo con fines comerciales. Para reconocer la autoría de este recurso le recomendamos citarlo y referenciarlo según las normas del formato que rija su disciplina o su publicación.

 

Centro de Español Uniandes | Conecta-TE, Centro de Innovación en Tecnología y Educación
Universidad de los Andes | Vigilada Mineducación
Reconocimiento como Universidad: Decreto 1297 del 30 de mayo de 1964.
Reconocimiento personería jurídica: Resolución 28 del 23 de febrero de 1949 Minjusticia.
Cra 1 Nº 18A- 12
Bogotá, (Colombia)
Código postal: 111711
Tels: +571 3394949
+571 3394999